Campeonato de ajedrez por correo electrónico ajedrezmail.org
contacto ayuda
Participa en LA GRAN PARTIDA DE AJEDREZMAIL



PEÓN PELEÓN V
Status


  Torneos
  Donaciones

  DESCONECTAR
  Noticias
  ¿Cómo se mueve?
  Normativa
  Reglamento
  Foros/ayuda
  Programación
  Agradecimientos
  Países
Foros/ayuda
ARTICULOS DE INTERES
Foros :: Varios :: ARTICULOS DE INTERES
|<<Primera   <Anterior 0 10 20 30 [40] 50 60 70  Siguiente >  Última>>|
Autor Mensaje
Alonso Sergio
Publicado: 2014-04-22 17:47:53
Para finalizar con este torneo, que significó la primer experiencia internacional de Fisher, en este Interzonal están representados los mejores 20 jugadores del mundo con alguna que otra ausencia. Recordemos que cada uno de esos jugadores se ganó el derecho a ocupar un lugar en ese torneo. Es de destacar que el mundo era más chico que en la actualidad, no hay jugadores de origen asiático por ejemplo.

También hay una pequeña legión argentina, entre los 20 mejores del mundo. El más veterano de ellos es Héctor Rossetto, que en esa época tenía 36 años. Carrevi y chesstroll están haciendo mención de los dirigentes del ajedrez en Perú, pero lamentablemente aquí en Argentina tampoco estamos salvados. Reocrdemos cómo fue la salida de Barrera, una vergüenza. Pero hace unos años, entre 8 y 10 calculo, los dirigentes del Club Argentino se iluminaron y le hicieron un homenaje en vida a Rossetto, dedicándole un Torneo a este gran jugador, quien acudió a la Fiesta de Inauguración y movio un poco las piezas con Raymundo Garcia, que a la postre fue el ganador de aquél torneo, siendo ya veterano García seguía manteniendo una fuerza considerable.

Aquí está la partida que disputó Rosseto con negras ante el genio quinceañero, unas buenas tablas, con bastante trabajo consiguió Hector

Fischer,Robert James - Rossetto,Hector [C99]
Portoroz Interzonal Portoroz (3), 1958
1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 a6 4.Aa4 Cf6 5.0–0 b5 6.Ab3 Ae7 7.Te1 0–0 8.h3 d6 9.c3 Ca5 10.Ac2 c5 11.d4 Dc7 12.Cbd2 cxd4 13.cxd4 Ab7 14.Cf1 Tac8 15.Te2 Cc6 16.Cg3 Tfe8 17.Ag5 g6 18.Tc1 Db8 19.Dd2 a5 20.a3 exd4 21.Cxd4 Cxd4 22.Dxd4 Tc4 23.Dd1 Cd7 24.Axe7 Txe7 25.Td2 Tc6 26.b4 Dc7 27.Ce2 axb4 28.Cd4 Tb6 29.axb4 Dc4 30.Ab3 Dxb4 31.Tb2 Rg7 32.Tbb1 Axe4 33.Ac2 Axc2 34.Txc2 Da4 35.Ta1 Db4 36.Cc6 Txc6 37.Txc6 Te6 38.Tb1 De4 39.Tcc1 Te5 40.Dc2 Db7 41.Tb3 Cc5 42.Tb4 Ce6 43.Dc3 Rg8 44.Dc8+ Dxc8 45.Txc8+ Rg7 46.g3 Td5 47.Tb8 Cd4 48.Rg2 h5 49.Tb2 Rf6 50.Td2 Re5 51.Tf8 Ce6 52.f4+ Re4 53.Txd5 Rxd5 54.Txf7 b4 55.f5 gxf5 56.Txf5+ Rc4 57.Txh5 b3 58.Tf5 b2 59.Tf1 Rc3 60.h4 Rc2 61.Tf2+ Rc3 62.Tf1 Rc2 63.Rf3 d5 64.Tf2+ Rc3 65.Tf1 Rc2 66.h5 b1D 67.Txb1 Rxb1 68.h6 Rc2 69.h7 Cg5+ 70.Re3 Cxh7 71.Rd4 Cf6 72.g4 Cxg4 73.Rxd5 ½–½

Y en esta partida Rossetto hace una combinación de mate espectacular

Rossetto,Hector - Cardoso,Radolfo Tan [A36]
Portoroz Interzonal Portoroz (18), 1958
1.c4 c5 2.Cc3 Cf6 3.g3 g6 4.Ag2 Ag7 5.d3 Cc6 6.Ag5 a6 7.Cf3 Tb8 8.0–0 b5 9.b3 0–0 10.Tc1 d6 11.Dd2 Te8 12.Ah6 Ah8 13.h3 Ad7 14.Ch4 bxc4 15.dxc4 a5 16.Rh2 Ce5 17.Ag5 Dc8 18.e4 Ag7 19.Ae3 Ac6 20.f4 Ced7 21.Tfe1 a4 22.Dc2 axb3 23.axb3 Db7 24.Tb1 Ta8 25.Ac1 Teb8 26.Cd5 Axd5 27.exd5 Cf8 28.g4 Ta7 29.Af3 Tba8 30.Rg3 Ta2 31.Dd3 T8a7 32.Ad2 Dc7 33.Ac3 e6 34.dxe6 fxe6 35.Te3 Ce8 36.Tbe1 Axc3 37.Dxc3 Cg7 38.Ag2 g5 39.fxg5 Cd7 40.Ad5 exd5 41.Dxg7+ Rxg7 42.Cf5+ Rg6 43.Te6+ Cf6 44.Txf6+ Rxg5 45.Tee6 Tg2+ 46.Rxg2 Dd8 47.Ce7 1–0

Raúl Sanguinetti es otra gloria del ajedrez argentino, más joven que Rossetto, debe tener unos 24 años en aquél momento. Terminará con el 50% de los puntos, nada mal en ese nivel. Con Fisher no va a jugar bien y el norteamericano le va a ganar claramente

Sanguineti,Raul - Fischer,Robert James [B93]
Portoroz Interzonal Portoroz (9), 1958
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 a6 6.f4 e5 7.Cf3 Dc7 8.Ad3 Cbd7 9.0–0 b5 10.De1 Ab7 11.Ch4 g6 12.Cf3 Ag7 13.Dh4 0–0 14.fxe5 dxe5 15.Ah6 Ch5 16.Axg7 Rxg7 17.Tad1 Cf4 18.Tf2 f6 19.Tfd2 Cc5 20.Af1 b4 21.Cd5 Axd5 22.exd5 Ce4 23.De1 Cxd2 24.Dxd2 Cxd5 25.c4 bxc3 0–1

Rossetto le va a plantear la apertura abierta de la Española y Sanguinetti va a conseguir un muy buen triunfo

Sanguineti,Raul - Rossetto,Hector [C83]
Portoroz Interzonal Portoroz (7), 1958
1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 a6 4.Aa4 Cf6 5.0–0 Cxe4 6.d4 b5 7.Ab3 d5 8.dxe5 Ae6 9.c3 Ae7 10.a4 b4 11.Cd4 Dd7 12.f3 Cc5 13.Ac2 bxc3 14.bxc3 0–0 15.f4 Cxd4 16.cxd4 Ce4 17.Cd2 c5 18.Cxe4 dxe4 19.Axe4 Tad8 20.Ab2 cxd4 21.Dd3 g6 22.f5 Axf5 23.Txf5 gxf5 24.Axf5 Dc6 25.Dg3+ Rh8 26.Dh3 h6 27.Tc1 Db6 28.a5 1–0

Finalmente Oscar Panno era el mas joven de la legión argentina. Recordemos que a principios de la década del 50 había sido campeón mundial juvenil. Va a terminar muy bien posicionado por encima de la mitad de la tabla de posiciones. Con Fisher va a hacer tablas en una Siciliana bastante accidentada

Fischer,Robert James - Panno,Oscar [B35]
Portoroz Interzonal Portoroz (10), 1958
1.e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 g6 5.Cc3 Ag7 6.Ae3 Cf6 7.Ac4 0–0 8.f3 Db6 9.Ab3 Cxe4 10.Cd5 Da5+ 11.c3 Cc5 12.Cxc6 dxc6 13.Cxe7+ Rh8 14.Cxc8 Taxc8 15.0–0 Tcd8 16.Dc2 Db5 17.Tfd1 Rg8 18.Txd8 Txd8 19.Td1 Te8 20.Af2 a5 21.Axc5 ½–½

Y aquí tenemos un buen triunfo jugando con negras

[Event "Portoroz Interzonal"]
[Site "Portoroz"]
[Date "1958.??.??"]
[Round "4"]
[White "Cardoso, Radolfo Tan"]
[Black "Panno, Oscar"]
[Result "0-1"]
[ECO "B90"]
[PlyCount "114"]
[EventDate "1958.08.05"]
[EventType "tourn"]
[EventRounds "21"]
[EventCountry "YUG"]
[Source "ChessBase"]
[SourceDate "1999.07.01"]

1. e4 c5 2. Nf3 d6 3. d4 cxd4 4. Nxd4 Nf6 5. Nc3 a6 6. Bc4 Nbd7 7. a3 g6 8. O-O
Bg7 9. Ba2 O-O 10. Kh1 Qc7 11. Be3 Nb6 12. f3 Rd8 13. Nde2 Nc4 14. Bxc4 Qxc4
15. Bb6 Re8 16. Qd2 Qc6 17. Be3 b5 18. Rad1 Qb7 19. Bg5 a5 20. b3 Be6 21. Nf4
b4 22. axb4 axb4 23. Bxf6 Bxf6 24. Ncd5 Bg5 25. Qd4 Bxf4 26. Nxf4 Rec8 27. e5
d5 28. Rd2 Qb5 29. Rc1 Ra5 30. h4 Qc5 31. Nxe6 fxe6 32. Qg4 Rc6 33. h5 Kg7 34.
Rd4 Ra8 35. Qh4 Rf8 36. h6+ Kg8 37. Ra1 Rcc8 38. Rxb4 Rf5 39. Rg4 Kf7 40. Qg3
Qxc2 41. Rf4 Qb2 42. Raa4 Rc1+ 43. Kh2 Qb1 44. Rxf5+ exf5 45. Qf2 g5 46. Kg3
Rh1 47. Ra6 Qe1 48. Qxe1 Rxe1 49. f4 Re3+ 50. Kf2 gxf4 51. Ra4 Rxb3 52. Rxf4
Ke6 53. Ra4 Kxe5 54. Ra7 Kf6 55. Rd7 Rd3 56. Ke2 Rd4 57. Kf3 Rh4 0-1

En las décadas del 60 y 70 del siglo pasado el ajedrez argentino pasará por su mejor momento, y estos jugadores junto a otros tantos escribirán numerosos capítulos en esa memorable historia
Alonso Sergio
Publicado: 2014-08-13 16:05:18
DUBROVNIK 1950

"La IX Olimpiada Mundial de Ajedrez significó el reinicio de estas lides luego de la Segunda Guerra Mundial. Si bien dejó mucho que desear desde el punto de vista competitivo, se le considera una de las ediciones más importantes, en tanto demostró que la máxima cita del juego ciencia no perecería.
La ciudad de Dulsevnik, en la desaparecida Yugoslavia, fue la sede de una justa en la que solo intervinieron 16 países, 12 en representación de Europa y cuatro por América –Estados Unidos, Chile, Argentina, Perú.
Sin duda, se notaron las ausencias de colosos como las extintas Unión Soviética y Checoslovaquia, así como de Hungría y Polonia. Apenas cuatro Grandes Maestros y 23 Maestros Internacionales animaron la competencia con participación total de 84 ajedrecistas, que pugnaron por la Copa “Hamilton Russell” del 20 de agosto al 7 de septiembre.
Según reseñas de la época, más de la mitad de los trebejistas eran poco conocidos a nivel internacional, por lo que primó la juventud y la presencia de jugadores sin titulación de la Federación Internacional.
La única novedad en este reinicio fue la adhesión de dos suplentes en cada conjunto, lo que permitió mayor rejuego táctico en los match.
Desde el inicio de la lid se pronosticó una dura porfía entre Argentina y Yugoslavia, los dos quipos más fuertes. Los yugoslavos con Svetozar Gligorić, Vasja Pirc, Petar Trifunovic y Braslav Rabar en su nómina y Argentina encabezada por Miguel Najdorf, Julio Bolbochán y Hernán Pilnik, tríada de sobresaliente actuación individual.
Al finalizar las 14 fechas los locales yugoslavos se impusieron con 45,5 puntos, dos más que los argentinos, mientras Alemania Federal ancló tercera con 40,5 unidades. Estados Unidos no pasó del cuarto escaño con 40 rayas, tres más que Holanda, dueña de la quinta casilla.
Entre los medallistas de oro individual destacaron los mencionados argentinos Najdorf (11 puntos de 14 posibles), Borbochán (11,5/14) y Pilnik (7,5/10), los de mejor desempeño en las mesas uno, dos y primera reserva, respectivamente.
Los anfitriones Trifunovic (10/13) y Rabar (9/10) se alzaron con el cetro como tercero y cuarto tableros, en tanto el estadounidense Larry Evans (9 /10) se proclamó vencedor entre los segundos suplentes.
Pese a la poca calidad ajedrecística, en comparación con el crecimiento mostrado edición tas edición, la IX será recordada siempre, porque no dejó morir la fiesta del mundo de los trebejos. La lid yugoslava de 1950 tiene un rincón especial en el reino de Caissa, diosa del juego ciencia."

1-Yugoslavia-----------------45.5
2-Argentina------------------43.5
3-RFA-------------------------40.5
4-Estados Unidos------------40.0
5-Holanda--------------------37.0
6-Bélgica---------------------32.0
7-Austria---------------------31.5
8-Chile------------------------30.5
9-Francia----------------------28.5
10-Finlandia------------------28.0
Alonso Sergio
Publicado: 2014-08-14 16:54:39
OBJETIVO: HELSINKI 1952
La URSS decide jugar la Olimpiada

"En el verano de 1952 había mucho nerviosismo en los estamentos soviéticos del ajedrez.
El Kremlin les había hecho saber que estaban considerando muy seriamente participar, por primera vez, en las Olimpiadas (no sólo las de ajedrez, porque en Helsinki de ese año se celebrarían también los Juegos Olímpicos).
Así pues, muchas carreras de pasillos e intrigas no desveladas.
Despachos, miniasambleas y rumores. Movimientos orquestales en la oscuridad.
Por fin, se confirma la decisión de las altas esferas: la URSS estará en Helsinki.
Enterado Occidente de que los soviéticos habían decidido "reconocer" la existencia de los países capitalistas, los analistas políticos se preguntaban si no sería una iniciativa solapada en busca de la paz, de esa paz que sólo existía en teoría, siempre amenazada por algún posible brote de tensión.
No era así. El objetivo de los prohombres soviéticos era mucho más modesto: demostrarle al mundo que sus atletas y, sobre todo, sus ajedrecistas eran los mejores. Buscaban el prestigio y el respeto, ese respeto que ellos asociaban con algo de temor por parte de sus enemigos.
Empezaba la fase de selección y preparativos, en base a esa decisión.
Ahora bien, la decisión final del Kremlin dio lugar a un agrio debate interno en la fase de selección.

Recordemos los hechos deportivos.
En el 19º Campeonato de la URSS (Moscú, 10.11 a 14.12.1951), Keres había resultado brillante vencedor (con 12 puntos), seguido de Geller y Petrosian con 11,5; Smyslov con 11; Botvinnik con 10; Averbaj, Bronstein y Taimanov con 9,5.
Después del match por el Campeonato Mundial con Bronstein, este había sido el único torneo disputado por Botvinnik, quien volvió a participar en el torneo internacional de Budapest, ya en 1952. Su actuación en la capital húngara fue bastante anodina y sin inspiración, pues sólo pudo empatar en el tercer puesto con Stahlberg y Smyslov, perdiendo dos partidas (ante Geller y O'Kelly). Como ya había superado los cuarenta, muchos empezaron a preguntarse si el campeón no habría iniciado su declive.
Cuando se confirmó oficialmente la participación soviética en Helsinki, Botvinnik se mostró reticente a participar en la Olimpiada, en razón del apretado programa de juego, y se sorprendió mucho al comprobar que otros miembros del equipo no le "tiraban de la manga" para forzar su participación, sino que, por el contrario, parecían desear que no participase. Los dirigentes deportivos también se preguntaban si ese primer y especial debut de un equipo nacional soviético en competiciones oficiales era la ocasión adecuada para confiar su primer tablero a un campeón tal vez tambaleante...
Cuando los integrantes del equipo soviético fueron concentrados en Voronovo, cerca de Moscú, todos tuvieron la impresión de que Botvinnik se encontraba en baja forma. La Sección de Ajedrez los convocó a todos ellos y un delegado los entrevistó (¿o interrogó?) a cada uno por separado.
Botvinnik diría luego que le habían preguntado si podía garantizar la medalla de oro individual en el primer tablero (no dijo qué respondió) y que sospechaba que Keres había respondido afirmativamente a esa pregunta.
Al día siguiente le preguntó a Smyslov si él formaba parte de la conspiración para apartarlo del equipo, cosa que éste negó (como, por supuesto, hubieran hecho todos, porque, además, no era una conspiración).
Pero Botvinnik, tan habituado a las intrigas del ajedrez soviético, y tan seguro de su lugar, movió todos sus hilos, incluso apelando a la fibra sensible. Como Bronstein, a quien le preguntó: "¿No cree usted que yo tengo un lugar en el equipo?". Pero Bronstein no se mordió la lengua: "Sí, pero no de primer tablero."
Botvinnik no estaba dispuesto a asumir la humillación de defender un tablero que no fuese el primero, así que fue sustituido finalmente por Geller. Paul Keres (que había ganado también el torneo de Budapest) sería el líder del equipo soviético.
La décima Olimpiada se disputó del 10 al 30 de agosto de 1952.
Los 25 equipos nacionales fueron divididos en tres grupos (uno de 9 y dos de 8). Los tres primeros clasificados disputarían la Final.
En la fase previa, el rodillo soviético (Keres, Smyslov, Bronstein, Geller, Boleslavsky y Kotov) sumó 23,5 puntos (de 28 partidas), ganando fácilmente el primer puesto clasificatorio.
La URSS, como se esperaba, se impuso igualmente en la final, pero no muy claramente, pues cedió tres empates en otros tantos encuentros, y sólo superó en punto y medio a Argentina.

Clasificación: 1 URSS 21,0 (de 32); 2 Argentina 19,5; 3 Yugoslavia 19,0; 4 Checoslovaquia 18,0; 5 EEUU 17,0; 6 Hungría 16,0; 7 Suecia 13,0; 8 Alemania Federal 10,5; 9 Finlandia 10.

Curiosamente, la actuación de Keres resultó un auténtico fiasco, pues sólo sumó 7 puntos en 12 partidas (en contraste con el primer tablero argentino, Najdorf, que logró 12,5 de 16). Como compensación, Smyslov estuvo fantástico en el segundo tablero: 10,5 de 13.

Dos meses después, se disputaría el segundo Interzonal en Estocolmo. Allí surgió una gran estrella: Alexander Kotov se proclamó vencedor de forma inapelable, ¡con 16,5 puntos de 20 partidas!, seguido de Petrosian y Taimanov 13,5; Geller 13; Averbaj, Stahlberg, Szabo y Gligoric.
Pero esa es otra historia."
Alonso Sergio
Publicado: 2014-08-15 19:40:00
CUANDO LA ARGENTINA DESAFIO A LA URSS

Hace 60 años, el Teatro Cervantes de Buenos Aires fue la sede del match entre las dos potencias de la época; se impusieron los soviéticos; los tres sobrevivientes relatan su experiencia
Por Carlos Ilardo


Esta es una crónica escrupulosamente evocativa; arrastra imágenes sepia de una época golpeada por el olvido, y a la que acaso, se necesite tener el corazón y los oídos ajedrezados para recoger los gritos de auxilio que dispara el recuerdo.
En 1954, Buenos Aires fue sede de uno de los matches más atrayentes de la historia del ajedrez vernáculo: Argentina vs. URSS; los salones del Teatro Cervantes fueron testigos mudos de un duelo de ingenio que durante cuatro jornadas mantuvieron ocho de los mejores ajedrecistas soviéticos frente a ocho gauchos del tablero. Sesenta años después, tres sobrevivientes, guardianes de reminiscencias, los rusos Yuri Averbakh (92 años) y Mark Taimanov (85), y el argentino Oscar Panno (79), ejecutan un jaque mate al olvido. Nace la historia.

Cuando en 1950 se reanudó la olimpíada de ajedrez (una prueba por equipos por entonces llamada Copa de las Naciones), que los horrores y espantos de la Segunda Guerra Mundial habían interrumpido, la Argentina se convirtió en un rival de cuidado; su escuadra, con los expertos Bolbochán, Guimard, Pilnik y Rossetto, se vio reforzada con los consagrados Miguel Najdorf y Erich Eliskases -dos de los más de 20 ajedrecistas extranjeros, que tras la disputa de la 8º Copa de las Naciones, realizada en el Teatro Politeama en 1939, se quedaron en el país a causa del holocausto-. En la olimpíada de Dubrovnik (Yugoslavia), en 1950, la Argentina fue escolta del dueño de casa, y dos años después, en Helsinki (Finlandia), repitió el 2° lugar, esta vez detrás de la Unión Soviética, que hacía el debut en esta competencia.

Entre el 4 y el 25 de septiembre de 1954, Amsterdam sería sede de la 11º olimpíada, en la que la Unión Soviética y la Argentina partían como favoritos; por ello, con seis meses de anticipación, se organizó el match en Buenos Aires, a modo de intercambio cultural, de entrenamiento para nuestros jugadores y de una final anticipada de Holanda.

"Nunca olvidaré ese viaje. El primero que hice en mi vida a un lugar tan lejano de mi país", contó a LA NACION, vía Skype, el GM Yuri Averbakh desde su domicilio en Moscú. Y agregó: "Yo era el campeón soviético de ese año y jugué con Panno, un joven de 19 años que era el último campeón argentino; gané 3 a 1, pero no fue sencillo y la diferencia pudo ser menor. Me sorprendieron dos cosas, el talento de Panno y el fuerte interés de los aficionados por el ajedrez. Cuando terminó el match dimos charlas y simultáneas en varias provincias, muy lejanas de Buenos Aires (Tucumán, Santiago del Estero, Catamarca, Santa Fé y Córdoba)".

"No creo que se deban analizar las causas de la victoria de la URSS ante la Argentina; se trató de un match promocional, como más tarde sucedió en Uruguay o en EE.UU. Triunfamos simplemente porque teníamos un equipo poderoso y superior a cualquier otro. Incluso nuestra delegación no contaba con el campeón mundial Botwinnik, porque él le tenía miedo a los aviones", dijo Mark Taimanov, desde su casa en San Petersburgo.

El match se dividió en cuatro partidas, dos con blancas y dos con negras para cada una de las 8 parejas de rivales; se jugó el 16, 18, 21 y 24 de marzo y la URSS se impuso con holgura, 20,5 a 11,5

Más de 1500 personas colmaron a diario la sala del Cervantes; allí, el 16 de marzo, el general Juan Domingo Perón, con impecable traje blanco, participó de la jugada inaugural frente al tablero de Najdorf -con blancas- y David Bronstein. El presidente Perón ejecutó el tradicional movimiento e4 (peón cuatro rey), posó para la foto y se marchó hacia el palco de honor donde lo aguardaba el presidente de la FADA, Juan Laurens, el presidente de la Comisión de Cultura, Cátulo Castillo, el Dr. Rafael Castell Méndez, y los soviéticos Viacheslar Ragosin (presidente de la delegación visitante) y Oleg Ignatiev (intérprete). Antes que el maestro David Bronstein efectuara su respuesta y ante la mirada del árbitro del match, el viejo Najdorf tomó el peón que estaba en "cuatro rey" y lo retornó a su lugar de origen. Sin saberlo, desató la anécdota.
"Miguelito, cómo te atreves a corregir a un general; en mi país podrían matarte por ello", dijo el soviético -sobrino de Trotsky- con ojos de asombro. "David, querido, no es para tanto; lo que sucede es que aquí el general Perón es un excelente estadista pero un muy mal ajedrecista... ¿Cómo va jugar una apertura abierta frente a Bronstein? ¿A quién se le ocurre?", cerró el entrañable Najdorf con su particular carcajada mientras efectuaba d4 (peón cuatro dama), en el inicio de una partida que finalizaría en tablas.

A sesenta años del match Argentina-URSS, el ajedrez y sus personajes continúan ejecutando historias, las que ponen en jaque a la memoria y en mate al olvido. Acaso, la mejor partida

El gran match fue ganado -como era previsible- por la delegación soviética, compuesta por David Bronstein (primer tablero), Paul Keres, Yuri Averbach (campeón de la URSS en ese momento), Mark Taimanov, Alexander Kotov, Tigran Petrosian, Efwin Geller, e Isaak Boleslavsky. El equipo representativo argentino estuvo integrado por: Miguel Najdorf (primer tablero), Julio Bolbochán, Oscar Roberto Panno (campeón argentino en ese momento), Erich Eliskases, Héctor Decio Rossetto, Herman Pilnik, Carlos Hugo Maderna, y Carlos Enrique Guimard. Posteriormente Maderna (quien jugó sólo en la primera ronda), fue reemplazado por Pedro Martín (de gran actuación: con tres tablas frente a Geller). Los capitanes de ambos equipos fueron Keres y Guimard, respectivamente.

Miguel Najdorf--David Bronstein-------------1'5 - 2'5
Oscar Panno--Yuri Averbach-------------------1 - 3
Julio Bolbochan--Paul Keres --------------------2 - 2
Carlos E. Guimard--Isaak Boleslavsky--------2 - 2
Erich Eliskases--Mark Taimanov----------------1 - 3
Herman Pilnik--Tigran Petrosian--------------1'5 - 2'5
Carlos Maderna--Efim Geller-------------------0 - 1
Pedro Martín--Efim Geller----------------------1'5 - 1'5
éctor Rossetto--Alexander Kotov---------------1 -3

http://canchallena.lanacion.com.ar/1675186-cuando-la-argentina-desafio-a-la-urss

Este es un artículo del diario La Nación de Argentina, y les dejo web donde figura, hay un par de fotos que son imperdibles. Hay que observar los carteles con los nombres de los jugadores y el número de mesa. Además verlo a Panno tan joven.

Por lo pronto en las olimpiadas de Amsterdam 1954 se repitieron las posiciones de Helsinky 1952 y Argentina obtuvo su tercer medalla de plata consecutiva...
Alonso Sergio
Publicado: 2014-08-26 13:56:09
El 23 de Agosto, el gm Hikaru Nakamura, actual número tres del mundo, jugó cuatro partidas contra Stockfish, el programa líder en la actualidad. Hikaru tuvo la ayuda de un programa más débil y usó una vieja computadora.

El match se desarrolló en Burlingame, California, en el Area de la Bahía. El Enghien que usó el americano es un programa Rybka (de un ránking de 3050) corriendo en un MacBook Pro 2008, enfrentándose a la última versión de Stockfish (de ránking 3290), que en el pasado mes de Mayo ganó el título de la TCEC (programas de ajedrez).

En las dos primeras partidas el match fue hombre+máquina versus máquina, mientras que en las partidas tres y cuatro el match fue sin asistencia de computadora. En estas dos últimas partidas, Nakamura llevó las piezas blancas y tuvo un peón de mas. Las partidas se jugaron a 45 min. con 30 seg. de incremento por movida, y Stockfish no tuvo acceso al libro de aperturas.

Stockfish se terminó imponiendo 3-1

http://www.chess.com/news/stockfish-outlasts-nakamura-3634
J . J
Publicado: 2014-08-26 14:28:06
No hay más preguntas , Señoría ;-) !!
Alvaro Fabián Luna Podestá
Publicado: 2014-08-27 23:53:52
Naka fue demasiado ambicioso, pudo haber empatado todas las partidas, pero una de las ventajas de las computadoras es que no se cansan ni tratan de sacar de una posición más de lo que dan.
Alonso Sergio
Publicado: 2014-08-31 15:57:41
“En una partida entre un GM y un módulo actual, se puede dar ventaja al GM de una pieza, digamos un caballo y aún así pierde la partida”

Recuerdo que cuando Juan dijo esto, yo no sabía qué pensar… Realmente la fuerza de los módulos es enorme hoy en día, pero ventaja de pieza a un GM… Este match demostró que todavía no se le puede dar esa ventaja… En las dos últimas partidas el programa jugó con negras y dio ventaja de peón. El resultado natural debió ser de tablas, como bien explicó Alvaro, Nakamura no tuvo ninguna chance de ganar ninguna de las partidas, pero pudo empatar el match sin grandes dificultades. Es muy interesante ver las partidas para observar como el humano debe enfrentar a estos monstruos cibernéticos. Naka llevó las partidas al terreno que mas le convenía, el juego cerrado, y el programa en esas posiciones no hizo el menor intento por forzar los acontecimientos. Naka forzó y en el juego abierto el programa mostró lo letal que puede ser. En la segunda partida Stockfish sacrifica dos peones para ganar ese final y en ese momento se pudo advertir su poderío…

Saludos!!!
carrevi
Publicado: 2014-09-01 00:00:19
Si se pretende hacer combinaciones contra una computadora definitivamente nunca se le va a ganar, el juego abierto es un suicidio.

Saludos Alonso.
Alonso Sergio
Publicado: 2014-11-24 14:24:51
En Argentina tenemos un tango que dice que "20 años no es nada"

Torneo Polugaievsky - Buenos Aires 1994

http://es.chessbase.com/post/vdeos-del-torneo-polugaevsky-1994


|<<Primera   <Anterior 0 10 20 30 [40] 50 60 70  Siguiente >  Última>>|
Español English Français Русско/Russian Deutsche Portugués Italiano 日本語/Japanese Català Galego Dutch Árabe
Aracasa Administración de Fincas Fuenlabrada | OnHorse13 | Pemebla |
[Tiempo 0.026827][Cac 23062336 / SQL 4804143]