Campeonato de ajedrez por correo electrónico ajedrezmail.org
contacto ayuda
Participa en LA GRAN PARTIDA DE AJEDREZMAIL



PEÓN PELEÓN V
Status


  Torneos
  Donaciones

  DESCONECTAR
  Noticias
  ¿Cómo se mueve?
  Normativa
  Reglamento
  Foros/ayuda
  Programación
  Agradecimientos
  Países
Foros/ayuda
ARTICULOS DE INTERES
Foros :: Varios :: ARTICULOS DE INTERES
|<<Primera   <Anterior 0 10 [20] 30 40 50  Siguiente >  Última>>|
Autor Mensaje
Lucmarar
Publicado: 2013-04-23 17:03:01
Sin dudas, el "Match del Siglo" Fischer vs Spasky, fue el que logro mayor difusion mundial del Ajedrez.- Durante su desarroñño era noticia en todos los ambitos, y recuerdo escuchar por radio jugada por jugada todas las partidas.-
Saludos
Hugo Andrés De Simone
Publicado: 2013-04-24 00:04:50
Coincido totalmente con vos Norberto, además creo que el condimento agregado era la lucha ideológica que ciertamente existió, no solo entre países sino que los propios jugadores recibían la presión de sus propias federaciones. Spassky comentó años más tarde que a propósito del match "prometió hacer todo lo que pudiera para ganar" y a los dirigentes les pareció "insuficiente" la mera voluntad.
En el caso de Fisher si mal no recuerdo tuvo algún problema con su gente luego de no presentarse a jugar creo que la segunda partida.
Estas cuestiones rebrotaron con menor intensidad pero con mucha prensa, en el match Karpov-Kortchnoi. Recuerdo que los rusos se lo querían comer a Kortchnoi poco menos. Hubieron choques en semifinales cuando jugó con Petrosian las 2 veces y luego en la final en Baguío con Karpov fue un culebrón de película. Saludos.
Oscar Chao
Publicado: 2013-04-24 01:52:21
Fisher no se presentó a la segunda partida por una mezcla de reclamos razonables y berrinches de niño mal criado. Pero más que nada porque no pudo digerir que había perdido la primera partida por un error estúpido. Lo llamó nada menos que el presidente de su país y le ordenó que se presentase a jugar la tercera partida en las condiciones que hubiesen.

Karpov-Korchnoi fue "un culebrón de película" hasta el punto en que efectivamente se filmó una: "Dangerous moves". Que es una película interesante y ganó el oscar a mejor película estranjera.

Saludos
carrevi
Publicado: 2013-04-24 03:30:21
Y no seria que todas estas "locuras" del "niño prodigio" serian preparadas de antemano?, yo no puedo dejar de admirar todas las partidas que se realizaron posteriormente a las dos primeras que "perdio" y pienso que pocas veces se ha visto esa calidad tecnica y estrategica en un campeonato mundial; si comparo (y respeto las opiniones ajenas) las partidas de los ultimos campeonatos mundiales con los de Fischer vz Spasky realmente las del "Match del Siglo" llevan amplia ventaja.

No olvidemos los que vivimos esas epocas que no solo estaba en juego el campeonato del mundo, sino que tambien era la primera vez (y creo que sera la unica) que los Estados Unidos se enfrentaba a la escuela sovietica en plena guerra fria; alli habia que ganar y ganar porque habian otros intereses politicos. COMO SIEMPRE.

Saludos
Alonso Sergio
Publicado: 2014-02-23 13:35:19
COMPARACIONES - Por E. J. Rodriguez

En cuanto a estilo de juego, la comparación apta para Magus Carlsen no es Bobby Fischer ni Kaspárov, sino José Raúl Capablanca: el nombre no suena mucho al público de hoy, pero en los años veinte Capablanca fue una figura de fama internacional y su ascenso mediático tuvo muchas cosas en común con el de Fischer y con el de Carlsen ahora. Pues bien, Capablanca jugaba un ajedrez muy sencillo en comparación con el de otros Grandes Maestros, basado única y exclusivamente en su capacidad innata para captar casi de un vistazo la naturaleza exacta de una posición sobre el tablero. Allá donde Kasparov —de talento comparable, aunque sea otro tipo de talento— se quebraba los sesos para obtener resultados más visualmente espectaculares, Capablanca se limitaba a detectar rápidamente las jugadas más correctas y menos arriesgadas, a esperar que fuese el rival quien cometiese un error. Pues bien, con sus debidas diferencias, ese mismo es el estilo de juego de Carlsen. Su capacidad innata para entender la posición está en la línea. Su sencilla estrategia, también, y él mismo lo resume de manera igualmente directa: «me limito a jugar hasta que el otro comete un error». Parece fácil decirlo, pero es difícil hacerlo. Incluso los más grandes ajedrecistas cometen errores gruesos, porque son humanos y porque la competición es dura, es cansada, y se ve afectada por muchas circunstancias. Pero Carlsen comete menos errores que nadie. Busca siempre llegar a finales de partida con pocas piezas en donde prima el «juego de computadora». Y ahí no tiene rival. Es como una máquina y su precisión desmoraliza a cualquier oponente. Como sucedía con Capablanca.

Su estilo posicional también puede ser comparado con el Kárpov, porque Carlsen no es un jugador artístico ni de ataque como Kaspárov. En realidad su juego tampoco se parece al estilo de su idolatrado Fischer, que sí, tenía mucho de jugador posicional, pero con una especie de armonía sinfónica y una capacidad de emponzoñar inadvertidamente las partidas que están ausentes del juego de Carlsen. El propio noruego ha admirado siempre ese estilo («lo que me inspira de Fischer es que hacía parecer lo fácil lo que en realidad era extraordinariamente difícil») pero su propio ajedrez es más maquinal, sin el componente de poesía y belleza. Casi cualquier espectador preferirá mucho antes el estilo de ataque de Kaspárov o de presión maligna de Fischer, estilos muy diferentes entre sí pero muchas de cuyas partidas producen emociones de naturaleza verdaderamente artística, más evidente en el caso de Kaspárov, más sutil en el caso de Fischer. Carlsen, por el contrario, será un jugador demoledor pero menos vistoso, como lo fue Kárpov en los setenta, o Petrosian en los sesenta, o Botvinnik en los cincuenta, o Capablanca en los veinte y treinta. Y el arte es un componente del ajedrez, y no lo digo yo: campeones mundiales como Alekhine, Mijail Tal o el propio Kaspárov han situado no pocas veces la belleza por encima de la eficacia, al menos al mismo nivel. Incluso Bobby Fischer, al que no le gustaba hablar de arte y sí de eficacia, desprendía ese bouquet del genio que está portando algo especial que va más allá de la lógica.

Por decirlo de otro modo, tal vez ligeramente inexacto pero ilustrativo: Kaspárov era como una mezcla entre la selección alemana de fútbol y el Brasil de Zico o Pelé. Esto es, por un lado hay que estar preparado en defensa y medio campo como los alemanes, pero por el otro hay que jugar bonito y subir a por el gol a la primera oportunidad. Esto, claro, hizo de Kasparov un campeón que dominó dos décadas. Fischer era como la «naranja mecánica» de Rinus Michels y Cruyff o más bien como la selección española de Luis Aragonés: se pone el método por encima de todo, se mantiene el balón a base de talento, pero conforme pasan los minutos se empieza a apretar hasta que el rival se ve ahogado en su área. Karpov era casi como la Italia tradicional: defender y defender, con un juego poco llamativo, aunque en el fondo sin perder del todo la portería rival de vista. Carlsen es más como la España de Del Bosque que obtuvo el Mundial: pase horizontal, sin arriesgar, no perder el balón ni cometer errores, y confiar sabiendo que al rival le costará Dios y ayuda meter un gol… jugar a esperar el error del contrario y ganar por 1-0, aunque al día siguiente la prensa diga que el partido fue un aburrimiento total. Carlsen aburrirá porque puede permitirse el lujo de jugar con esa total sencillez y con ese método infalible, sabiéndose de talento muy superior al del resto
Alvaro Fabián Luna Podestá
Publicado: 2014-02-23 15:11:35
Como siempre, interesante aporte, Sergio. Buena la comparación de Carlsen con Capablanca, aunque según dicen el cubano era un poco holgazán para el entrenamiento, lo cual pagó carísimo en el match con Alekhine. Dicho sea de paso, ¿habrá un Alekhine para Carlsen en el corto plazo, un jugador con la suficiente ambición, la suficiente genialidad, la suficiente fortaleza mental para destronarlo? Y por último, coincido en que el estilo del noruego es un poco seco y que el match con Anand, si bien tuvo puntos altos, fue demasiado desbalanceado como para compararlo con los grandes enfrentamientos de la historia de los campeonatos de mundo. Yo me quedo con la partida en la que Carlsen sacrifica tres peones en el final, creo que esa sí puede entrar en las grandes partidas de todos los tiempos. ¿Ustedes que opinan?
Alonso Sergio
Publicado: 2014-02-23 16:34:51
Hola Alvaro, un gusto saludarte.
He leido muchas opiniones de los entendidos y en general las opiniones mas frecuentes es que no será un jugador de la vieja guardia quien lo destrone. En este momento el único capaz de esa generación parece ser Kramnik, que ha tenido un 2013 muy bueno en cuanto a competiciones a nivel de título de campeón del mundo, ya que luchó palmo a palmo con Carlsen en el Torneo de Candidatos y ganó el mundial que le asegura un lugar en el próximo.
Carlsen ha declarado que en este momento es Aronian el jugador que podría poner en peligro su reinado, pero el armenio, que ganó Wijk ann Zee en forma soberbia, ha tenido actuaciones decepcionantes en los últimos dos Torneos de Candidatos.
De los jugadores de la generación de Carlsen parecen ser Karjakin y Caruana los que podrían tener mas posibilidades.
Igual yo todavía no veo ninguno capaz de ganarle un match, tal vez aparezca un nuevo niño prodigio...
Le vendría muy bien al ajedrez internacional que Carlsen pudiera tener una oposición, pero de los jugadores actuales parece difícil que esté el indicado.

Saludos!!!!
carrevi
Publicado: 2014-02-23 17:38:30
Aprovecho para poner una relación de los campeones mundiales en forma cronológica, por favor corríjanme si estoy equivocado:

Wilhelm Steinitz (1886-1894)
Emanuel Lasker (1894-1921)
Jose Raúl Capablanca (1921-1927)
Alexander Alekhine (1927-1935)
Max Euwe (1935-1937)
Alexander Alekhine (1937-1946)
Mikhail Botvinnik (1948-1957)
Vasily Smyslov (1957-1958)
Mikhail Botvinnik (1958-1960)
Mikhail Tal (1960-1961)
Mikhail Botvinnik (1961-1963)
Tigran Petrosian (1963-1969)
Boris Spassky (1969-1972)
Robert Fischer (1972-1975)
Anatoly Karpov (1975-1985)
Garry Kasparov (1985-2000)
Vladimir Kramnik (2000-2007)
Viswanathan Anand (2007-2012)
Magnus Carlsen (2013 hasta la fecha)

Cual será el proximo? que dicen.......

Saludos
Alonso Sergio
Publicado: 2014-02-23 18:04:12
Quien sabe Carlos, tal vez todavía no haya nacido, tal vez esté en pañales chupando la teta de su madre, o tal vez esté intentando descifra la fórmula de la Teoría de la Relatividad de Albert Einstein con tan solo 10 años...

Cuando Emanuel Lasker venció al viejo Steinitz y se alzó con el título de campeón del mundo, Capablanca era un niño de apenas 5 o 6 años. Ese niño era el que le iba a arrebatar el títulol 27 años mas tarde.

Saludos!!!!
Alonso Sergio
Publicado: 2014-04-15 03:51:42
Publicado por E.J. Rodríguez

Mediados de los años cincuenta. Una pareja de niños camina por las calles de Nueva York. En mitad del ajetreo urbano nadie repara en su presencia. Los transeúntes, los policías, los trabajadores de las obras públicas; cualquiera que se cruce con ellos ve solamente a dos adolescentes. Porque eso es lo que son, sólo dos chicos de trece años. Pero la gente poco puede sospechar que uno de ellos se convertirá, en el transcurso de sólo un par de años, en uno de individuos más famosos del país. Y al cabo de algunos años más, en una de las mayores celebridades de todo el planeta. Es el más delgadito, de cabello castaño, vestimenta humilde y aspecto ligeramente desaliñado. Se llama Robert James Fischer y está a punto de irrumpir en la Historia cuando aún no tenga edad para afeitarse; el mundo, de hecho, lo conocerá para siempre con el diminutivo de “Bobby”.
Los dos chiquillos que deambulan juntos por las abarrotadas aceras, son amigos y comparten una misma pasión: el ajedrez. Se han conocido participando en diversos torneos juveniles y cada vez que se encuentran suelen pasar bastante tiempo juntos. Uno de ellos se acaba de trasladar desde California hasta Nueva York, porque es la meca ajedrecística de los Estados Unidos. El otro, Bobby, ha crecido en esta misma ciudad, donde ya es un habitué en los clubes de ajedrez, de hecho suele saltarse las clases del colegio para poder participar en los torneos.
Este día, un día de primavera de 1956, los dos jovenzuelos se dirigen al sur de Manhattan. Nueva York es una metrópolis inmensa, pero su mundo —el microcosmos del ajedrez— es relativamente pequeño, repartido a lo largo de unas cuantas calles. Cerca de la 5ª Avenida, casi camuflado en una tranquila entrada de semisótano, está el Marshall Chess Club, uno de los clubes de ajedrez más importantes de la ciudad, que es a donde hoy se dirigen los dos jóvenes jugadores de nuestra historia. A unas pocas calles del club está el parque de Washington Square, donde suelen reunirse ajedrecistas de toda índole para echar unas partidas al aire libre; también allí se ha dejado ver el joven Bobby bastante a menudo. Un par de manzanas más allá —prácticamente a la vista del parque— hay varias legendarias tiendas de material ajedrecístico, como el Chess Forum, que es probablemente uno de los comercios más bonitos del mundo aunque sólo sea por lo que contiene tras sus coquetos escaparates; o el Village Chess Shop, donde a veces podemos ver a gente jugando en la misma acera, ante mesas situadas junto a la puerta del local como si fuese la terraza de un café. Los dos escolares transitan, pues, por el auténtico corazón del ajedrez neoyorquino. Caminan en silencio, y en ese momento, uno de ellos —que ha estado reflexionando durante un rato— parece tener un momento de revelación sobre su futuro. Su juego ha estado mejorando en los últimos meses de manera considerable, pero ahora su mirada va más allá y siente que se ha abierto una nueva puerta ante él. Todavía no ha cumplido los catorce años pero puede notarlo: está hecho para la grandeza. Así lo recordaba después su acompañante y amigo, Ron Gross:
“Bobby y yo nos hicimos amigos. Solíamos vagabundear juntos por la ciudad. A veces íbamos al club Marshall para jugar un torneo de partidas rápidas, cosas por el estilo. Un día nos dirigíamos juntos a Manhattan porque ambos participábamos en un pequeño torneo temático sobre la apertura Ruy Lopez. De repente, Bobby dijo:
— ¿Sabes qué? Puedo ganarles a todos esos tipos.
Yo creí que se refería a la gente del torneo en que estábamos participando, y pensé que lo que estaba diciendo era una perogrullada. No era un torneo muy fuerte, y de hecho ambos habíamos ganado todas nuestras partidas hasta el momento. Pero él no se refería a eso. El se refería a que podía vencer a ‘cualquiera’ en los Estados Unidos. Y a finales de ese mismo año, eso es precisamente lo que hizo”


Hola amigos!!!!
Como hace poco le comenté a Oscar Chao, tengo la intención de relatar los años dorados de Bobby Fisher, pero antes de llegar a ese trienio mágico (1970 - 1972), nos sumergiremos en una breve introducción, para presentar al personaje, y para intentar entender en qué contexto le tocó vivir y todas las dificultades que tuvo que afrontar.

He leído libros y artículos de ajedrez, también he visto videos sobre la misma temática. Y siempre tuve la impresión de que para los jugadores contemporáneos a Fisher, él fue el más grande de todos los tiempos, eso pude percibirlo sin mucha dificultad, y tal vez luego de terminar esta presentación podamos entender la causa de dicha veneración incondicional...
|<<Primera   <Anterior 0 10 [20] 30 40 50  Siguiente >  Última>>|
Español English Français Русско/Russian Deutsche Portugués Italiano 日本語/Japanese Català Galego Dutch Árabe
Aracasa Administración de Fincas Fuenlabrada | OnHorse13 | Pemebla |
[Tiempo 0.033036][Cac 24093050 / SQL 5019164]