Campeonato de ajedrez por correo electrónico ajedrezmail.org
contacto ayuda
Participa en LA GRAN PARTIDA DE AJEDREZMAIL



PEÓN PELEÓN V
Status


  Torneos
  Donaciones

  DESCONECTAR
  Noticias
  ¿Cómo se mueve?
  Normativa
  Reglamento
  Foros/ayuda
  Programación
  Agradecimientos
  Países
Foros/ayuda
El ajedrez después de Capablanca (1 de 4) : Najdorf, el romántico post-Capablanca.
Foros :: Sala de Análisis :: El ajedrez después de Capablanca (1 de 4) : Najdorf, el romántico post-Capablanca.
|<<Primera   <Anterior [0]  Siguiente>  Última>>|
Autor Mensaje
Oscar Chao
Publicado: 2015-05-17 17:07:21
INTRODUCCIÓN.

Un amigo, mejor ajedrecista que yo, leyó mi ensayo “Sobre el estilo de Capablanca”, que también subí a este foro. Y su comentario fue: “Está bien como literatura; pero, ¿con que se come esto? No decís nada que sirva para entender lo que ocurre en una partida”.

Recojo el guante.

Elegí 4 jugador que brillaron en la década de 1960, preferentemente partidas que disputaron entre ellos y de esos años, y que me parece que representan tres estrategias para evitar la “muerte por tablas” del ajedrez: a la que parecía llevar la perfección del juego del cubano.

Capablanca incorporó el juego romántico al estilo posicional: con lo cual la enemistad entre la escuela moderna y la romántica (Steinitz vs Bird) se volvió anacrónica. El romántico post-Capablanca debe contar con la escuela moderna: solo que relegándola a una jerarquía secundaria. Miguel Najdorf me parece el mejor representante de este estilo y por él comenzaré a pasar revista al ajedrez post-Capablanca.

Mihail Tal elimina por completo la distinción romanticismo-modernismo al desarrollar un juego moderno de ataque. Su teoría es tan radical que, me parece, por décadas no fue comprendida.

Tigrán Petrosian deja de lado los recursos románticos y busca romper la igualdad buscando nuevas sutilezas en el juego posicional que hubiesen pasado desapercibidas a Steinitz y la escuela moderna.

Finalmente, estas exploraciones por caminos distintos debían forzosamente terminar en una nueva síntesis: que fue el eclecticismo de Fisher.

Espero que les resulte interesante.

NAJDORF, EL ROMÁNTICO POST-CAPABLANCA.

Mihail Najdorf nació en Polonia y se embebió en una filosofía que estaba de moda entonces en su patria, según la cual la actividad lúdica y desorganizada era el mejor modo de lograr la perfección. Los polacos desconfiaban de la planificación. Sus filósofos desconfiaban de los métodos, sus atletas entrenaban sin programas y, desde luego, sus ajedrecistas desconfiaban del “dogmatismo” de la escuela moderna.
En “Sobre el estilo de Capablanca” analicé la “Inmortal polaca”, además de escribir un artículo específico acerca del “sacrificio polaco” o sacrificio estratégico del alfil para atacar con las piezas pesadas; así que paso por alto esa partida acá.
En 1939, Najdorf se exilia en Argentina, país que adoptará como patria. Se gana la vida apostando al ajedrez: lo cual lo lleva a preocuparse por la eficiencia de su juego. Un romántico neto, de la vieja guardia, prefiere “perder una partida bella a ganar una aburrida”, como decía Bird. …Alguien que debe ganarse los porotos jugando al ajedrez dudosamente comparta esa opinión…
Najdorf adopta un estilo de juego prudente y sensato: siguiendo los dogmas de Capablanca. Sin embargo, su desconfianza hacía la escuela moderna lo lleva a dar prioridad a los recursos tácticos sobre los posicionales.
Podemos describir el estilo de Capablanca diciendo que jugaba como si Steinitz y Bird estuviesen jugando en consulta; pero la última palabra la tuviese solo Steinitz. El romántico post-Capablanca se limita a invertir esa relación jerárquica: es un romántico “asesorado” por un moderno; pero, si ambos no se ponen de acuerdo, decide el romántico.
El estilo de Najdorf es por eso sumamente lógico: la jugada se deduce del plan. “Primero la idea; luego la jugada”, será su lema: que con frecuencia citaba no solo hablando de ajedrez.
Compartía con el cubano el desdén por la teoría de aperturas y la debilidad por el sexo femenino. Esta anécdota ilustra las dos cosas: en cierta ocasión jugó una novedad teórica solo para tener tiempo para seducir a una periodista brasileña: mientras su rival se devanaba los sesos buscando la jugada correcta. (Doy fe de que la historia es real: porque me la contó un analista que acompañaba al equipo argentino en esa ocasión).
Habiendo sido derrotados 5 maestros internacionales en una simultanea por la entonces niña prodigio Judith Pólgar, discutían acerca del “talento natural”, “la raza”, la “intuición femenina” y largos etcéteras para explicar el talento de la húngara. “Yo tengo otra teoría acerca de por que les ganó”, dijo Najdorf. Todos lo escucharon con atención: “Juega mejor que ustedes”.
Tenía la desagradable costumbre de poner la dama “en semi-pleno”: lo cual causaba frecuentes discusiones con sus rivales y árbitros. En una de ellas, quizó opinar un joven ajedrecista que estaba en la mesa de al lado. Najdorf lo interrumpió en seco: “Pibe: a vos todavía te falta aprender lo que yo ya me olvidé hace rato”.

Partida 1: Larsen vs Najdorf; Lugano, 1968

http://www.chessgames.com/perl/chessgame?gid=1101733

1.b3 c5
2.Ab2 e6
3.f4 d5
4.e3 Cf6
5.Cf3 Ae7
6.Ab5+ Ad7
7.a4 0-0
8.0-0 Cc6
9.De2 a6
10.Axc6 Axc6
11.Ce5 Tc8
12.a5 Cd7
13.Cxc6 Txc6
14.d3 c4!

Una “pequeña combinación”. Najdorf va contra la debilidad de a5 con un pseudo-sacrificio de peón.

15.bxc4 dxc4
16.d4… (16. dxc4 no era buena idea: las negras recuperaban el peón abriendo lineas para el ataque) …Cf6. La posición negra es superior.
17.c3 b5
18.axb6(a.p.) Dxb6

Larsen elige el mal menor: cambia el peón aislado y elimina la amenaza b5-b4. A cambio, las negras tienen ahora un dominio indiscutido de la columna abierta. Najdorf transforma una ventaja quizás mayor, pero poco clara, en otra menor, pero evidente. Una estrategia netamente “capablanquera”.

19.Aa3 Axa3
20.Txa3 Cd5
21.Te1 Db7
22.Dc2 Tb6
23.Cd2 Tb2
24.Dc1 Tb8
25.Ta5 f5
26.h3 h6
27. Rh1 Las blancas empiezan a quedar en zugswang …Cf6
28.Te5 Ta2
29.Tg1 Df7
30.e4 T8b2
31.Cxc4 Tc2
32.De3 Cxe4
33.d5! No está muerto quien pelea. Larsen complica la posición buscando pescar algo en río revuelto. La posición, una jugada atrás, parecía que era como para abandonar …exd5
34.Cb6 Tc3
35.Dd4 Dh5!!

Acá tenemos la esencia del “romanticismo post-Capablanca” en acción: el cubano seguramente hubiese buscado neutralizar el intento de Larsen de complicar la partida con jugadas de sentido común: simplificando y ganando en un final con peón de ventaja. Najdorf, en cambio, sacrifica dos torres y peón y remata la partida con una “gran” combinación de mate. Larsen comprende que ya no hay más nada que hacer y acepta el sacrificio, continuando la partida hasta el final.

36.Dxd5+ Rh7
37.Dxa2 Txh3+
38.gxh3 Dxh3+
39.Dh2 Cf2 Jaque mate.
(0-1)

Años después esta partida motivó una curiosa anécdota:

El periodista y ajedrecista amateur Antonio Carriso entrevistaba a Jorge Luis Borges y le preguntó que estaba escribiendo en ese momento. “Un cuento acerca de dos ajedrecistas y lo que pasa cuando uno le da jaque mate al otro”. Carriso comentó: “¿Sabe? A los ajedrecistas no les gusta que les den jaque mate. Por eso en las partidas entre buenos jugadores eso nunca ocurre: cuando los maestros saben que les van a dar jaque mate, abandonan. Una vez ocurrió, sin embargo, que Miguel Najdorf le estaba por dar jaque mate al danés Bent Larsen: Larsen lo vio, pero el mate le pareció tan bello, que no abandonó y dejó que se lo diera…Pero sígame contando sobre su cuento” - ¡Que bella historia! – exclamó Borges – No…deje…la que contó usted está mejor… - Y descartó su cuento sobre los dos ajedrecistas.

Partida 2: Najdorf vs Fisher, Santa Monica, 1966

http://www.chessgames.com/perl/chessgame?gid=1044612

1.d4 Cf6
2.c4 g6
3.Cc3 Ag7
4.e4 d6
5.Ae2 0-0
6.Ag5 c5
7.d5 e6
8.Cf3 h6
9.Ah4 exd5
10.cxd5 g5
11.Ag3 b5?!
Un sacrificio de peón para abrir la columna b. Pero acá las computadoras capturan y logran sostener la posición. Najdorf tiene una posición saludable y no quiere entrar en lineas extrañas.
12.Cd2 a6
13.0-0 Te8
14.Dc2 De7
15.Tae1 Cbd7
16.a4! …
Una jugada sumamente lógica, aunque no lo parece: Najdorf busca bloquear el flanco dama antes de iniciar un ataque en el flanco rey: donde sus piezas están mejor posicionadas.
16….b4
17.Cd1 Ce5
18.Ce3 Cg6
19.Cec4 Cf4
20.Axf4 gxf4
21. e5!...

¡Cambio de plan! Fisher defendió bien el flanco rey con una extraña maniobra de caballo; pero su alfil de casillas blancas no se desarrolló, las torres están inconexas; el alfil blanco tendrá una buena casilla en f3 y la torre de e1 hace rayos x sobre su reina. 21.e5 pone esas debilidades pequeñas en evidencia todas juntas. Najdorf va ahora contra el flanco dama.

21….dxe5
22.Af3 Df8
23.Cxe5 Ab7
24.Cdc4 Tad8
(el peón estaba envenenado: 24…Axd5? 25. Axd5 Cxd5 26.Cd7 +-)
25. Cc6 Txe1
26.Txe1 Te8

Fisher tiene un virtual peón de ventaja: por lo que busca simplificar todas las piezas que pueda. Es increible que en una posición como esta el americano estuviese todavía pensando en ganar: y no solo en tratar de salvar unas tablas.

27.Td1 Tc8
28.h3 Ce8
29.C6a5 Tb8
30.Df5 Cd6?? Fisher se cuelga una pieza y abandona tras:

31.Cxd6
(1-0)

(31.Cxd6 Dxd6 32.Cxb7 Txb7 33.Dc8+ seguido de Dxb7 +-) El error desluce un poco la partida; pero parece difícil esperar que las negras pudiesen hacer algo más que resistir unas pocas movidas más en esta posición.

Por ejemplo: 30…Aa8 31.Ae4 Cf6 32.Cc6 Axc6 33.dxc6 Cxe4 34.Dxe4 Te8 35.Dxe8 Dxe8 36.c7 Rh7 37.Cb6 (37.Td8? da tablas por repetición) Dc6 38.c8=D Dxb6 39.Df5+ es urgente neutralizar el peón extra negro en el flanco dama Dg6 40.Dxg6+ +- Una jugada de sentido común que las computadoras señalan como un grave error (todavía no nos han superado en eso, parece). Las negras tienen alfil y peón por torre, pero la posición está completamente perdida, porque el rey está demasiado alejado para acudir a la defensa de los peones del flanco dama. Seguramente debe haber otras formas de definir la partida: cito esta linea porque me parece que todas las jugadas del negro son forzadas.

Lo más interesante de esta partida es el sorprendente giro de la jugada 21. Najdorf prepara un ataque contra el flanco rey durante las primeras 20 jugadas y lo abandona súbitamente por razones tácticas. Veamos de nuevo la posición tras la jugada 20 de las negras:
El blanco tiene claramente dos opciones: o bien “fijar” la debilidad de f4 para atacarla más tarde y buscar simplificar la posición; o bien lanzarse a la aventura con la jugada de ruptura e4-e5. La opción posicional o la romántica. Capablanca muy probablemente hubiese optado por la primera; Najdorf elige la segunda. Y esta diferencia, de aspecto menor, es la esencia de su estilo.

Partida 3: Najdorf vs Petrosian; Zirich, 1953.

http://www.chessgames.com/perl/chessgame?gid=1101276

1.d4 Cf6
2.c4 d6
3.Cf3 g6
4.g2 Ag7
5.Ag2 0-0
6.0-0 Cc6
7.Cc3 Ag4
8.h3 Axf3
9.Axf3 Cd7
10.Ag2 Cxd4
11.Axb7 Tb8
12.Ag2 c5
13.e3 Ce6
14.Dc2 a5

Najdorf eligió una variante objetivamente dudosa: su mérito es poner al armenio en un tipo de juego donde no se sintiese cómodo. Lo cual claramente le dio resultado.

15.Ad2 Ce5
16.b3 dd7
17.Rh2 Cc6
18.Tad1 Ced8
19.Ad1! …

Najdorf prepara una celada increíblemente sutil.

19….Rh8
20.Ca4! …

Capablanca llamaba “pequeña combinación” a la que no buscaba definir la partida con un jaque mate, sino obtener alguna ventaja posicional. A esto podríamos llamarlo entonces “combinación microscópica”. Najdorf fuerza a Petrosian a retirar la dama por los rayos X de la torre, a la vez que despeja la casilla c3 para el alfil. El objetivo de todo esto es simplemente cambiar el alfil “bueno” de las negras por el “malo” propio. El romanticismo es en esencia desmesura: exageración. Y esta partida es exagerada en un sentido distinto que la “Inmortal” de Anderssen; pero no menos desmesurada. Nunca en otra partida he visto tal despliegue de recursos tácticos para lograr un objetivo tan modesto como en esta.

20. …Dc8
21.Ac3 Axc3
22.Cxc3 Df5?
23.Dxf5 gxf5

Petrosian busca neutralizar el ataque blanco simplemente cambiando damas; pero no advierte lo seria que es la debilidad del peón doblado, que a primera vista no parece importante.

24.Td5 Ce6
25.Txf5 Cb4
26.Th5 Gg7
27.Th4 Cf5
28.Tf4 e6
29.Td1 Tb6
30.Ca4 Tbb8
31.Ae4 Gg7

Es interesante el efecto dominó de las últimas jugadas: el blanco ataca una debilidad; el negro la defiende creando otra debilidad; entonces el blanco ataca esa nueva debilidad; el negro la defiende creando otra; y así: hasta que la posición es insostenible y se desmorona sin ninguna jugada espectacular de las blancas.

32.Txd6 Cxa2
33.Cxc5 abandona.
(1-0)
|<<Primera   <Anterior [0]  Siguiente>  Última>>|
Español English Français Русско/Russian Deutsche Portugués Italiano 日本語/Japanese Català Galego Dutch Árabe
Aracasa Administración de Fincas Fuenlabrada | OnHorse13 | Pemebla |
[Tiempo 0.029526][Cac 22289486 / SQL 4624986]